La empresa vista desde la óptica sistémica está formada por múltiples facetas donde el potencial humano trabaja en pro de una visión y misión común. Las interrelaciones entre los profesionales que la forman, sus conocimientos y recursos así como su grado de adhesión al proyecto son determinantes para el éxito de las organizaciones. La formación es un elemento fundamental para las empresas ya que fomenta el desarrollo del potencial de sus colaboradores. Los profesionales dentro de las compañías adquieren a través de la formación nuevas técnicas, estrategias y conocimientos que serán aplicados en su día a día laboral aumentando la excelencia profesional. En el área de empresa los cursos ofrecen herramientas de comunicación e interrelación así como conocimientos específicos de su cada área.

En las organizaciones públicas y privadas aparece un tema muy importante que está presente en todas las áreas profesionales: la Delegación y sus varios aspectos.

 

La delegación es una habilidad de liderazgo y es la  capacidad que forma parte de la toma de decisiones.

 

La delegación de tareas suele ser problemática cuando el jefe de equipo, o el coordinador o el responsable asume un papel de gestión desde el primer momento en vez de delegar hacia arriba, hacia abajo o en el exterior.

 

La posición ideal de un coordinador, responsable, o director de proyecto es aquella donde el equipo pueda llevar a cabo las actividades rutinarias porque esto le deja tiempo para planificar, pensar y mejorar la eficiencia de sus funciones, las tareas urgentes o de menos entidad.

 

 

Objetivos de la Delegación

  • Aprender a dividir tareas y compartir responsabilidades en las áreas  laboral y personal
  • Mejorar la gestión del tiempo laboral y/o personal. A menudo los directivos y colaboradores invierten tiempo extra a sus proyectos con el afán de terminar a tiempo o mejorar los resultados
  • Aprender a delegar bajo estrés
  • Promover la comunicación organizacional
  • Crear cultura de responsabilidad dentro de la organización

 

Beneficios de la Delegación

Los beneficios como valor añadido de la delegación son

 

  • Obtener la confianza entre los compañeros de una organización, para que haya un buen clima de trabajo y un mejor rendimiento
  • Incrementar las competencias de los colaboradores a través de la formación
  • Mejorar el liderazgo del líder del equipo y el desarrollo de su potencial
  • Aumentar el tiempo personal disponible